Seleccionar página

Algunos consejos para acertar con el cuarto de baño de un pequeño estudio!

Decorar y organizar un cuarto de baño en un pequeño estudio es un desafío abordable e incluso fácil. Contrariamente a la creencia popular, este tipo de baño no tiene nada que envidiar a los grandes! Ducha, lavabo, grifo, bañera, aseo suspendido, muebles de baño… todo está permitido, incluso en los espacios más pequeños. El éxito de un proyecto de baño de estudio depende de optimizar el espacio y de la elección de los diferentes componentes.

Échale un vistazo a los consejos sobre ergonomía, diseño y practicidad para crear un baño de estudio.

Definir los espacios.

La ducha y la bañera encajan en un cuarto de baño estudio. Para tener éxito en el diseño de un baño de estudio, es esencial pensar en la organización de los espacios. Para no perder un ni un centímetro cuadrado de la estancia, toma las medidas primero! Ten en cuenta que ofrecen el mismo potencial de desarrollo que un baño grande. Comienza el proyecto con un croquis estudiando los espacios y volúmenes disponibles para la inserción de instalaciones sanitarias. Delimita un espacio para el aseo, una ubicación para la ducha o bañera, y la combinación más óptima para insertar el lavabo o armario de baño.

Elegir tonos que den sensación de amplitud.

En un baño pequeño, la elección de suelos y paredes es esencial para dar un efecto de volumen adicional. Algunos materiales y colores dan una impresión de ampliar la habitación. Para dar la ilusión de una habitación más grande, hay que jugar con los contrastes. Por ejemplo, elige un color claro para decorar la pared más grande y azulejos más oscuros para las otras paredes. Con esto cambiarás totalmente la perspectiva del baño. Para crear una línea de escape y cambiar la percepción del espacio, considera la posibilidad de crear una tira horizontal más brillante en una pared clara, del mismo color de la pared que está frente a ella.

Elegir entre ducha o bañera.

Con la ducha ocupando menos espacio que una bañera, definitivamente ahorrarás espacio adicional para incluir algún elemento para almacenar. Pero ten en cuenta que la bañera en un baño estudio es también posible. Existen pequeños modelos de bañeras minimalistas que encajan perfectamente en los pequeños espacios reservados originalmente para la ducha.

Unir diseño y practicidad

Algunos trucos pueden ser útiles para obtener aún una mejor optimización del espacio en un baño pequeño. Los accesorios de baño nos dan un buen margen de maniobra! Piensa en elementos de baño que combinan tanto el ahorro de espacio como la practicidad. Armarios con iluminación LED incorporada, secadores de toallas, espejos con estantes. Además de traer un toque de diseño a la estancia, estos accesorios de baño tan prácticos son unos buenos aliados para el día a día!

Optimizar el espacio para el almacenamiento

Un espacio perfectamente optimizado es un espacio bien organizado. Para baños pequeños como los baños de estudio, existen soluciones prácticas cuando se trata de muebles de almacenamiento. Piensa en los muebles de baño todo en uno: los muebles bajo el lavabo ofrecen la ventaja de poder combinar el mueble con el lavabo, incluso con pequeñas dimensiones. Si el espacio en tu baño es realmente mínimo, oriéntate hacia las opciones que te permitan ahorrar espacio: por ejemplo un lavabo suspendido con un pequeño estante.