Muebles de baño por medidas

Muebles de baño 60 cm

Muebles de baño 70 cm

Muebles de baño 80 cm

Muebles de baño 90 cm

Muebles de baño 100 cm

Muebles de baño 120 cm

Algunos consejos para distribuir bien tu cuarto de baño independientemente de las medidas


”Ampliar”

Si te dispones a equipar tu cuarto de baño sigue leyendo. Te vamos a dar algunos consejos para hacer de tu aseo un lugar práctico, cómodo y de uso agradable. Tips para una buena distribución y organización de forma que amueblar tu estancia no suponga un problema.

Si pretendes diseñar la estancia desde cero deberías saber que hay bastantes detalles a tener en cuenta: superficie total, elección entre ducha o bañera, lavabo simple o de doble seno, wc normal o encastrado, armarios y muebles, etc.

para un cuarto de baño familiar completo se necesitan como mínimo 5 m² de manera que podamos integrar una bañera de al menos 80x180cm, un lavabo doble de 120 cm, el wc e incluso, una ducha suplementaria de 80x80cm.

Para un pequeño aseo, integrado en una habitación o complementario de un baño mas grande, podría bastarnos con unos 3 m², o incluso un poco menos. Aquí incluiríamos una pequeña ducha, un wc y un lavabo simple.

Como vemos el baño suele ser un espacio reducido, bastante cargado. Debemos intentar encontrar zonas donde organizar y guardar las cosas para que no parezca desordenado. Muebles suspendidos, modulares, con ruedas o de columnas son nuestros aliados. Un buen mueble bajo el lavabo es una apuesta segura, para tenerlo todo organizado y al alcance de la mano.

Si tu espacio lo permite un lavabo de doble seno es siempre una buena opción de manera que varios miembros de la familia puedan prepararse al mismo tiempo o los niños puedan arreglarse a la vez antes de salir hacia el cole. Muy práctico.

Otra muy buena opción si quieres ganar espacio es equipar tu baño con un mueble tipo camerino, con espejo y luz integrada. Opción multifuncional y práctica al máximo. Además de estar a la moda facilita el día a día. Los tienes de diferentes estilos y colores.

En cuanto a las distancias de confort debes saber que vas a necesitar unos 50 cm delante de la bañera o ducha para moverte sin problemas, al menos 105 cm si el baño lo utilizáis a dos para poder cruzaros sin problemas, y unos 70 cm delante de los armarios para poder abrir las puertas y maniobrar con comodidad. Idealmente el espacio frente a las ducha o bañera debería subir a 90 cm para poder secarte de la cabeza a los pies con comodidad.

En general un mueble se coloca a unos 85 o 90 cm del suelo (lavabo incluido), aunque para esto es importante considerar la altura de las personas que lo van a utilizar de manera habitual.

Si el espacio disponible es realmente pequeño, deberías evitar colocar estantes o muebles en los muros opuestos.

En cuanto al lavabo suele tener unas medidas de 40cm a 60cm de largo y entre 50cm y 80cm de ancho. Y respecto a la altura, por si deseas un modelo a encastrar, debes contar entre 40cm y 60cm según el modelo. Si optas por un lavabo de doble seno, debes considerar al menos 1,20m de ancho

Los espejos, el factor clave a considerar es sin duda la altura de los ojos, pero no olvides dejar al menos unos 20 cm entre la grifería del lavabo y la base del mueble camerino para poder maniobrar sin dificultad.

”Ocultar”

Más sobre Muebles de baño

Muebles de baño por materiales...

¿Materiales naturales o sintéticos? Elegir el mueble adecuado para tu cuarto de baño no es una tarea fácil. Aquí tienes algunos consejos para elegirlo según tus deseos, tus gustos y para completar el estilo de tu cuarto de baño.

Muebles de baño por tipo...

Si lo que estas buscando es un baño moderno y ganarle un poco de espacio a tu cuarto de aseo deberías optar sin duda por un mueble de baño suspendido. También denominados “muebles colgados” son realmente útiles y prácticos y le aportarán a la estancia ese toque contemporáneo que estas buscando.

Muebles de baño por estilos...

El estilo moderno o modernista se refiere a una tendencia en el mundo del arte o arquitectura que se desarrolló en la primera mitad del siglo XX. Contrariamente a la opinión general, este estilo no se basa en objetos y muebles de diseño futurista. Es mas bien una tendencia que aparece para modificar y modernizar un poco la ornamentación típica del siglo XIX.